Maestros de la Luz. El límite de los sueños

17:50

DATOS DEL LIBRO

Título: Maestros de la Luz. El límite de los sueños

Autor: María Alejo Armijo

Editorial: Círculo Rojo

ISBN: 978-84-9140-966-3

Año de publicación: 2017

Género: Fantasía, juvenil

Número de páginas: 338

Sinopsis: ¿Alguna vez has pensado si lo que estás soñando es real?

El límite que separa la realidad del sueño es un simple velo. Un velo que mantiene ambos mundos en un equilibrio perfecto.

El protagonista de esta primera parte de la trilogía de Maestros de la Luz, Jack, descubre que forma parte de esta realidad. Una realidad en la que la Luz y la Oscuridad están en permanente lucha y son defendidas por personajes de la vida cotidiana que son los denominados maestros.

Los maestros pueden tener unas cualidades fantásticas para defender una u otra naturaleza. No se conocen entre sí, lo único que tienen claro es un objetivo común: acabar con el enemigo, independientemente de quien sea.


Imagen de la portada:





PUNTUACIÓN




RESEÑA 

Después de unos meses, por fin vuelvo a adentrarme en el maravilloso mundo de la fantasía en la literatura. Cuando vi que esta novedad salía en la editorial, no pude contenerme en adquirir un ejemplar para poder disfrutar con una historia que prometía muchas emociones fuertes. Después de un encuentro un poco angosto, os dejo qué me ha parecido la primera parte de una nueva trilogía.

Como sabéis que soy bastante directa con estas cosas, creo que lo mejor es comenzar por lo que no me ha gustado y terminar comentando lo mejor del libro. El principio me resultó bastante lento, no por la poca información, sino por la poca acción que había en ella. Es cierto que deben introducirte la historia y tienes que encontrar varias explicaciones, pero tardaron más en llegar de lo que yo esperaba, dejándome con la incógnita muchas más páginas de las que veía necesarias. En lugar de engancharme, me exasperó bastante.

Por otro lado, muy a mi pesar, he podido encontrar distintas incongruencias como el cambiar el color de los ojos de algunos personajes dentro del mismo espacio temporal. Este tipo de fallos suelo achacarlos a la rapidez que tenemos algunos escritores (me incluyo porque he pecado ya muchas veces de esto) para soltar todo lo que nuestra mente guarda sin tener en cuenta pequeños e ínfimos detalles. Por regla general repercuten en el lector creando confusión, pero, como bien sabéis, errare humanum est, y no creo que haya que apalear a la pobre mujer por este tipo de errores. Otra cosa serían faltas ortográficas, algo que aquí no he visto y me ha gustado mucho teniendo en cuenta el historial que llevo últimamente.

Una de las principales razones por las que se me hacía una lectura pesada era la enorme longitud de los párrafos y los capítulos. Llegué a ver páginas enteras que solo tenían dos párrafos, sin diálogo alguno, y capítulos de treinta páginas. Me irrita mucho que sean tan largos porque, cuando leo, no soy capaz de dejar un capítulo a medias; necesito terminarlo. Esto ocasionaba que mis momentos de lectura los atrasara ya que pensaba «tengo que estudiar, como me ponga a leer con lo largos que son voy a tardar más tiempo del que suelo», algo que no me puedo permitir en estos tiempos.

En contraposición, que sea en tercera persona le daba mayor dinamismo gracias a la posibilidad de cambiar a otro personaje según convenía. El detalle era agradable, sobre todo en medio de las peculiares luchas entre ambos bandos. Además, el tipo de narración que tiene María incita a familiarizarte con los personajes, aunque no a llegar de empatizar del todo. Es cierto que sentía cierto apego por Jack en las cuestiones referidas a su hermano porque yo también soy primogénita en una familia de dos hijas, pero en el pequeño «romance», por poner un ejemplo, no sentí lo que debía. A los que me conozcáis por seguir mis reseñas, ya sabéis qué opino con respecto a este tema: si no me hacen sentir nada, no me convencen de que están enamorados o se gustan. Ese ha sido el caso.

Algo muy destacable ha sido que no usase personajes perfectos. El detalle de Issmat, por ejemplo, me ha resultado tremendamente original en este tipo de género, además de que no se especifica que sean perfectos, guapos o esculturales. Sin duda, muy buena elección por parte de la autora colocar a personas completamente reales y que puedes ver andando por la calle de cualquier ciudad. Es un dinamismo que aporta a la historia el toque fresco necesario para seguir leyendo.

A pesar de su lentitud principal, alrededor de la mitad comienza a ponerse cada vez más interesante la trama. No me enganchó tanto como me habría gustado, pero sí lo suficiente como para que le diera una oportunidad a pesar de lo tedioso de los enormes párrafos y algunas descripciones que, personalmente, vi innecesarias, pero que por algo están ahí. Las acciones de la familia de Jack, las propias del chico, las reacciones de ambos bandos y el núcleo principal que mueve toda la historia me ha fascinado. 

Es muy buen comienzo de saga y tengo que decir que me ha dejado con ganas de saber qué ocurre a continuación, así que estaré atenta a las novedades de la autora y espero que mejore los aspectos que he comentado para que termine de engancharme. Si no es el caso, siempre me quedará el buen sabor de boca por una historia trabajada, bien elaborada y con una imaginación desbordante.



Lo mejor de la novela: La originalidad de la historia, los giros inesperados y el fondo de los personajes.

Lo peor de la novela: Lo tediosa que se me hacía de leer en muchos puntos.

Puede que también te interese

0 comentarios

Sé libre de comentar lo que te apetezca. Solo hay una regla: respeto mutuo ;)